LO CONMOCIONA: «GOOFY» MONTES, NUEVO CAMPEÓN MUNDIAL JUVENIL; KO EN 2 A SALGADO

A.MONTESWIN

Juan José anestesió de forma espectacular en el segundo giro al ‘Sugar’, quien fue llevado al hospital a revisión y después fue dado de alto por los médicos

a.monteswPor OSCAR MÉNDEZ RUIZ
Le cumplió al ‘Texano’.
El viernes después del pesaje, el tapatío Juan José Montes confesó que la pelea iba dedicada a su gran amigo, el hoy extinto Marco Antonio Nazareth, y su palabra la validó sobre el cuadrilátero al aplicarle un tremendo nocaut a los 2′ 26″ del segundo asalto al quintanarroense José ‘Sugar’ Salgado, quien perdió su cetro mundial juvenil supermosca del CMB ante el tapatío, que en todo momento contó con el apoyo de la afición que se le entregó en el Coliseo Olímpico de la Universidad de Guadalajara, en lo que fue el platillo estelar de la velada denominada Pegada Xplosiva, que organizó la empresa HG Boxing de Héctor García.
Tan espectacular fue el nocaut que el cozumeleño cayó inerme a la lona después de recibir un impacto de izquierda que lo remató con un volado de derecha ya cuando iba perdiendo la vertical.
De inmediato los servicios médicos atendieron al boxeador al darle los primeros auxilios. La doctora Diana Medina valoró al ‘Sugar’, quien poco a poco fue recuperando la conciencia tras caer fulminado.
!»Se encuentra bien orientado en tiempo y espacio y vamos a valorarlo para conocer con exactitud su estado de salud», dijo la galena del ring tras revisarlo.
Como medida precautoria trasladaron al peleador al hospital Pedro Loza de esta ciudad para checarlo y aplicarle las placas rigurosas para valorar su salud.
El promotor de la función Héctor García informó que tras aplicarle una tomografía, los médicos descartaron cualquier tipo de lesión, por lo que regresó al hotel sede de la Perla Tapatía a descansar.
Y es que el ‘Goofy’ salió con todo, convencido en destronar a su oponente y así lo hizo demostrando hambre de triunfo y un ímpetu a prueba de fuego.
Desde el asalto inicial, el peleador local propuso la pelea, soltó dos impactos certeros que impactaron el rostro de su oponente, y todavía le metió un buen gancho en el estómago.
Sin embargo, Salgado también lo conectó fuerte, pues lo agarró entrando y le soltó un gancho corto de izquierda que le inflamó el pómulo derecho al nativo de Guadalajara, Jalisco.
En el segundo rollo se definió todo.
Montes sabía que la pelea terminaría antes del límite, dado el punch de ambos, y con esa idea se fijó acabarlo por la vía rápida.
En un combate ofensivo por parte de ambos, el ‘Goofy’ sacó una tremenda derecha que mandó a la lona a su adversario, quien recibió la cuenta de protección y se levantó resintiendo el castigo, pero con ciertas sonrisas burlonas quería aparentar que estaba bien, cuando no era así.
La pelea se tornó en un feroz intercambio de golpes, el tapatío le clavó primero un volado de izquierda y después lo aniquiló con un volado con el otro puño y sentenció la pelea a su favor.
No hubo más, ni siquiera recibió el conteo del réferi Manuel Rivera López, quien enseguida pidió la intervención de los servicios médicos.
Al final, en un grito de júbilo y con la mirada en el cielo, el ‘Goofy’ se enfundó en una playera que mandó hacer con la leyenda, ‘Descanse en paz Marco Antonio ‘Texano’ Nazareth’, su gran amigo.