INOUE GANÓ A DONAIRE A SANGRE Y FUEGO

Salvador Rodríguez/ESPN Digital

El japonés Naoya Inoue ganó la final de peso Gallo de la World Boxing Super Series al doblegar tras 12 vibrantes y apasionantes episodios al filipino Nonito Donaire en uno de los mejores combates del año, para unificar las fajas de la Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo y llevarse el trofeo Muhammad Ali en la Super Arena de Saitama, Japón.

La batalla resultó trepidante, ambos cerca de irse a la lona en algún punto de la contienda y sacando su resto cuando más lo necesitaban, lo cual permitió que la fanaticada viviera un duelo memorable que consolidó al japonés como uno de los mejores libra por libra del orbe.

En el segundo episodio resultó cortado Inoue tras un gancho severo de mano izquierda de Donaire, que repitió la dosis segundos después volvió a meter ese puño de manera peligrosa. Con el corte, Inoue estuvo ligeramente más precavido y tuvo que guardar un poco más la derecha para defenderse de la estrategia enemiga.

Le costó, pero Inoue retomó el control de la contienda para el cuarto round, con feroces contragolpes que pese a todo no minimizaron la dosis de riesgo que llevó al ring el filipino. En el quinto los bombazos de Inoue casi depositan en la lona al filipino, que casi de manera milagrosa aguantó el castigo por parte del monstruo japonés.

Comenzó encontré el concierto del ‘Monstruo’ que a dos manos castigó muy sólido al filipino, pero en el octavo Nonito volvió a la carga de manera brutal y volvió a causar bastante sangrado en el rostro del japonés que para entonces ya tenía un corte bastante severo en el párpado derecho.

El noveno fue brutal, Donaire estuvo cerca de mandar a la lona a Inoue con una derecha portentosa, pero el japonés retomó el control, volvió a lanzar sus misiles y en el undécimo finalmente pudo mandarle a la lona, dejándolo al borde del nocaut, y hacia el último episodio, los dos se entregaron en cuerpo y alma para provocar la ovación de la fanaticada.