POR JUSTICIA: “GGG” DEBE DARLE LA REVANCHA A DEREVYANCHENKO

Por JUAN GUTIÉRREZ JR.

Gennady Golovkin no merece la tercera pelea ante Saúl Álvarez. Lo que aconteció la noche de este sábado en Nuevo York es una aberración del boxeo. Sergiy Derevyanchenko le dio una felpa a “GGG”, que nadie le había dado en su vida, bueno ni el “Canelo” para hablar en plata. Ahora “GGG” es “campeón” mediano de la Federación Internacional de Boxeo.

Es increíble la suciedad que existe en el boxeo, donde ningún organismo internacional se salva, todos están sobre el dinero, sobre lo que deje más, el esfuerzo de los peleadores les vale madre.

Trataré de explicar: El primer round de la pelea debió ser 10-8, para Derevyanchenko, pues el golpe con que lo tiran fue en la nuca y el réferi se hizo el “occiso” y dio como caída reglamentaria. En el quinto round, Derevyanchenko le metió un ganchazo al hígado criminal a “GGG”, que por poco se va a la lona y cuando el réferi ve que está en peligro ¡interviene!, sin duda lo mandaron a “chambear”.

Si Derevyanchenko hubiera mandado a la lona a Golovkin con golpe ilegal, todos se lo hubiera comido al ucraniano, seguro le hubiera descontado un punto, por golpe ilegal, pero como un fue así, que el ucraniano se “aguante”, no pasa nada, a él nadie lo conoce y con “GGG” hay un buen negocio en puerta, que es lo que importa.

Es increíble que este tipo de incidentes en el boxeo, poco gente lo puntualice, al único que escuche que fue golpe en la nunca fue a Julio César Chávez, los demás se tragaron la infracción y la actuación del réferi.

La actuación de Golovkin quedó entre dicho, pues no merece la tercera pelea ante el “Canelo”, eso sería hasta después que le dé la revancha a Derevyanchenko y que gane claramente.

No es la primera vez que los jueces ayudan a Golovkin, la primera vez fue ante Daniel Jacobs, en marzo de 17, cuando se enfrentaron precisamente en Nueva York, Golovkin envía a la lona en el segundo asalto a Jacobs y a partir de ahí, éste le dio una lección de boxeo al kazajo, pero tampoco le dieron la decisión.

Ya se hablaba muy fuerte de la primera pelea ante el “Canelo” y de haberle dado la pelea Jacobs, como debió ser, se caía el supernegocio.

Lo peor de todo es que se vino la primera pelea ante el “Canelo”  y aunque fue superado claramente y no pasó lo que muchos “especialistas” decían: “van a lastimar al ‘Canelo’”, “lo pueden retirar”, “es una pelea dispareja, Golovkin lo va a triturar” y oh sorpresa, resulta que el “monstruo” nunca puso mal al mexicano, al contrario recibió metralla, pero los jueces vieron “empate”.

Ahora la noche del sábado la mafia del boxeo nuevamente hace de las suyas y le adelantan su regalo de Navidad a “GGG”. Si tiene dignidad deportiva, lo mínimo que debe hacer es darla la revancha a Derevyanchenko, se la merecer porque sencillamente lo robaron.