SUPERÓ LA PRUEBA

“ZURDO” RAMÍREZ GANÓ POR NOCAUT EN PESO SEMICOMPLETO EN LOS ÁNGELES

Sencillamente brillante en peso semipesado. El Becario RING TELMEX-TELCEL, el campeón de peso súper mediano de la OMB, Gilberto “Zurdo” Ramírez (40-0, 26 KOs) hizo un debut enormemente exitoso en el peso semipesado con triunfo en la cuarta ronda sobre el estadunidense Tommy Karpency (29-7-1, 18 KOs), la noche de este viernes en el Staples Center, de Los Ángeles.

En una batalla de zurdos, Ramírez fácilmente separó a Karpency y fue básicamente una práctica de tiro al blanco. Al principio, Karpency opuso cierta resistencia, pero fue superado visiblemente por la calidad del mexicano que fue minando a lo largo de lo que duró la pelea.

Ramírez golpeó a Karpency en el cuerpo y la cabeza y en Karpency no salió para la quinta ronda, por lo que Ramírez fue el ganador por nocaut a las 3:00 de la cuarta ronda.

Con la victoria, “Zurdo” probablemente se convierta en uno de los cinco primeros contendientes de peso semipesado, especialmente en la OMB contra Kovalev, dado que Ramírez sigue siendo el campeón de la OMB de 168 libras.

LOMACHENKO GANÓ FÁCIL A CROLLA

El campeón mundial ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y súper campeón mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el ucraniano Vasiliy “Hi Tech” Lomachenko, expuso con éxito sus coronas al noquear en apenas cuatro rounds al excampeón mundial inglés, Anthony Crolla, en el combate estelar de una cartelera organizada por la empresa Top Rank y que se llevó a cabo este viernes, en el Staples Center de Los Ángeles, California.

La definición de Lomachenko fue espectacular, porque lanzó una combinación de tres golpes, coronado con un gancho de derecha a la cabeza de Crolla, que lo mandó a la lona, totalmente desajustado, sin posibilidades de seguir.

El referee Jack Reiss comenzó el conteo de protección, pero rápidamente se dio cuenta que el inglés no tenía posibilidades de seguir, dando por terminado el combate.

Lomachenko lució rápido, certero, con un enorme poder en su pegada y técnica depurada, superando con todo a un franco y fajador Crolla, quien, desde antes del combate, estábamos claros que no tenía chance de conseguir un buen resultado ante el considerado, por la mayoría de los expertos, como el mejor peleador del mundo, libra por libra.