LINDOLFO DELGADO, CON PASTA DE ÍDOLO

El neoleonés Lindolfo Delgado, olímpico por México en Río 2016, se ha convertido en uno de los referentes del boxeo azteca en el extranjero, dueño de un estilo taquillero que lo ha posicionado en el gusto de la afición en ambos lados de la frontera.

Con marca perfecta de 11 triunfos, todos ellos antes del límite y sin derrota, el orgullo de Linares, Nuevo León; ya entrena en Riverside, California; en espera de volver al ring lo más pronto posible y con la mente puesta en hacerlo de la mejor forma posible.

Una poderosa mano derecha es lo que ha llevado al discípulo de Robert García a ser nominado por los expertos a convertirse en una de las más importantes figuras del boxeo mexicano, pues hace gala del más puro estilo del boxeo tricolor, combinado con un carisma sin igual.