GRANDES AMIGAS

Ex campeona mundial Nana Yoshikawa brinda apoyo incondicional a Monserrat Alarcón Raya

La rivalidad entre la mexicana Monserrat Alarcón Raya y la nipona Nana Yoshikawa quedó atrás en el encordado, en aquel 29 de abril de 2017 en Sakai provincia japonesa de Osaka, tras una cruenta batalla que resultó en una decisión técnica en el séptimo episodio a favor de la actual campeona mundial átomo de la WBA.

Acompaña por su marido (Shinji Nogami), la otrora soberana mundial de peso mosca versión WBO, Yoshikawa Nana visitó a la boxeadora originaria del municipio mexiquense de Nezahualcóyotl, Monserrat Alarcón Raya, quien este jueves en Korakuen Hall de Tokio, Japón, buscará conservar el título de campeona absoluta al encarar a la local Ayaka Mikao, campeona interina.

Yoshikawa deseo la mejor de las suertes a Alarcón Raya, en la que se espera sea una complicada empresa para la boxeadora mexicana, pues tendrá a una oponente difícil como lo es Mikao, quien suele presentar un boxeo sucio, al entrar mucho con la cabeza, algo que podría derivar en un corte.

En la agradable reunión que sostuvieron este lunes en el lobby del Hotel Metropolitano Edmont de Tokio, Alarcón y Yoshikawa recordaron el emotivo enfrentamiento que sostuvieron un par de años atrás, cuyas acciones fueron detenidas en el séptimo giro debido a una fea cortada arriba del ojo izquierdo de Monserrat consecuencia de un cabezazo accidental, cuyo resultado fue una decisión técnica en favor de la mexicana, quien iba arriba en las puntuaciones.

Dos años atrás se vieron como rivales arriba del cuadrilátero, ahora como grandes amigas, Monserrat y Nana, acompañadas por Shinji (esposo Yoshikawa), los entrenadores José Luis Bueno (ex campeón mundial WBC de peso supermosca), y su hijo Edú Bueno, se dieron tiempo para charlar sobre el compromiso que sostendrá  Alarcón ante la también nipona Ayaka Mikao.

Yoshikawa le brindó sus mejores vibras y todo su apoyo a su otrora rival y actual amiga dejándonos claro que su corazón está con la mexicana, a quien ve con grandes posibilidades para salir con la diestra en alto.

Previo por la mañana, con un clima extremadamente cálido y húmedo, y con la bandera de México de fondo, Montserrat cumplió otro de sus entrenamientos de cara a su pelea del próximo jueves, de la que asegura saldrá victoriosa y poder conservar a su “bebé”: el cinturón WBA de peso átomo.