POR POCO SE MADREAN

TENSA CEREMONIA, poro cumplen Canelo y Golovkin con el peso

Salvador Rodríguez/ESPN Digital
LAS VEGAS.-
Un cara a cara electrizante y lleno de adrenalina fue el que protagonizaron Canelo Álvarez y Gennady Golovkin ante cinco mil fanáticos en la T-Mobile Arena, donde además de vencer a la báscula, chocaron las frentes y luego los equipos se empujaron provocando el rugido del respetable rumbo a su esperada revancha.
Golovkin, que buscará su defensa número 21 de título mundial, registró un peso de 159.6 libras. El campeón subió primero a la báscula tras una confusión por parte del anunciador que había pedido primero a Canelo subir antes.
Canelo, que no pelea desde el empate de septiembre pasado, 159.4 libras, también por debajo del límite de las 160 libras. Saúl, al igual que GGG, lució bien trabajado y listo para el combate.
Fue la primera vez que ambos gladiadores se vieron las caras frente a frente desde la gira de medios de la fallida revancha del pasado 5 de mayo. A excepción del miércoles, en donde compartieron escenario en su presentación ante los medios, ni Álvarez ni Golovkin posaron de frente para las cámaras, rompiendo una tradición en este tipo de eventos.
Golovkin fue recibido por una mezcla de chiflas y aplausos de los asistentes, en su mayoría mexicanos, mientras que Álvarez fue recibido con más aplausos que abucheos.
Cientos de fans se dieron cita desde temprano en la mañana desafiando temperaturas de hasta 100 grados Fahrenheit en esta ciudad para lograr acceso a la arena, que estuvo abarrotada por miles de personas en apoyo tanto a Álvarez como a Gennady Golovkin.
Previo al pesaje de la batalla estelar en la T-Mobile Arena, las estrellas de las artes marciales mixtas, Chuck Lidell y Tito Ortiz anunciaron su enfrentamiento para el 24 de noviembre en el Forum de Inglewood, California, en una cartelera de Golden Boy Promotions.
En la pelea coestelar de la jornada, el tijuanense Jaime Munguía pesó 154 libras para defender por segunda ocasión el cetro Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo en contra del canadiense Brandon Cook, quien registró 153.2 libras.
Munguía, llamado a ser una futura estrella del boxeo mexicano, se llevó una buena carretada de gritos y aplausos, confirmando lo que Zanfer Promociones y Golden Boy Promotions esperan de él y su conexión con la fanaticada.
En una pelea para la que se espera un nocaut, el irlandés Gary O’Sullivan pesó 159.2 libras, mientras que el canadiense David Lemieux, favorito para sacar el triunfo, pesó las 160 libras acordadas. El combate está pactado a 10 rounds.
Para la primera pelea del pago por evento, el nicaragüense Román ‘Chocolatito’ González registró un pesaje de 114.8 libras, mientras que el mexicano Moisés Fuentes, también excampeón mundial, registró 116 libras. La batalla está pactada a 10 rounds.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *